9.27.2017

Has sido tú

Ayer amanecí de ánimo de escuchar a Caifanes, hoy es día de Hombres G.

La música por las mañanas es necesaria para aliviar la ansiedad laboral.

9.17.2017

La casa de las fiestas

Ayer mi cuñado nos invitó a su casa a ver la pelea de box entre Golovkin y el "Canelo",  y aunque no somos seguidores de esa disciplina, pensamos que era un día lindo para convivir con la familia.  Optamos por llevar a mi suegro y a mi papá, este último fanático del box.

Al llegar ya había alrededor de 20 personas, posiblemente hasta más.  No es sorpresa que mi cuñado tenga a tanta gente en su casa.  Es de las personas más activas y sociables que conozco, creo que en Navidad rompió récord en cuanto a posadas organizadas en su casa, tanto que hasta los guardias del fraccionamiento ya sabían a que casa iban los invitados.

El caso es que los adultos no iban solos, llevaban a sus hijos, en algunos casos hasta 2 o 3 hijos por pareja. Para mi es normal entrar a la casa y ver a más de 10 niños gritando, brincando, destruyendo juguetes y ensuciando muebles por doquier.  En esta ocasión eran como 15 niños, la mayoría entre 1 y 10 años y los demás hasta los 14.

Mi cuñada se encontraba adentro cuidando a sus hijas de 1 año y 6 mientras supervisaba a las 13 criaturas salvajes "parentless".

No puedo evitar sorprenderme de lo "concha" que son su padres para llegar y dejarlos adentro sin vigilancia esporádica ni regaños cuando son merecidos, destruyendo propiedad ajena, gritando sin parar, azotando puertas, escuchando que les dicen: "Por favor cierren la puerta cuando entren y salgan para que no se metan los mosquitos", y verlos ignorar esta orden.

Tal vez no entiendo porque no tengo hijos, pero puedo sentir la desesperación que siente mi cuñada al ver que 15 destroyers intentan acabar con su caja cada semana. Obviamente yo nunca sería anfitriona de fiestas porque no tengo la paciencia para lidiar con ello, pero si fuera mamá, me estaría levantando por lo menos cada hora para monitorear a mi fierecilla y si veo que está azotando la puerta cada 3 minutos, hacer algo al respecto.  

Queridos señores abusivos, esa casa no es una guardería, take care of your cubs please.






9.12.2017

caminos



De camino a mi junta encontré esta gasolinera Puma y un motel que se llama "Mi primera ilusión"