7.02.2018

cuando me muera (dormida, feliz y viejita).

Hace unos meses recuperé los datos de mi computadora portátil.  Me sentía tan triste porque había perdido la historia de mi vida, pero sólo fue por unas semanas.  Hoy después de tener la computadora arrinconada,  por acciente encontré videos que no recordaba y creí haber borrado.

no me acordaba que antes de que fuera la moda, hice 2 o 3 videoblogs muy tontos, pero eso es lo de menos... no podía creer que hice una pseudo canción, poema, estilo calle 13 a un novio.

Sentí escalofríos al ver los videos del grupo del taller de teatro de Sevilla, de mis bailes de jazz y los viajes con sus inevitables narraciones obvias sin gracia.

El fin de semana, tuvimos una reunión familiar después de la misa de un tio que fallecíó, y presentaron un video con muchas fotos a lo largo de su vida.  Dicho momento, me hizo pensar lo siguiente, tal vez suene creepy pero no confiaría a nadie la tarea de hacer un video sobre mí tras mi muerte, nadie sabría cuales fueron mis verdaderos momentos más felices, divertidos y traviesos, ni que canción llevaría de fondo.

Por su puesto no podrían faltar 2:
"Corazón" de Jarabe de Palo y "Hagas lo que hagas, quítate las bragas." o mejor conocida por "Hot Diana", qué genial sería eso!

6.25.2018

Bruja

Hace mucho que no me visitaban estos talentos.  Ayer por más pequeños y ridículos que hayan sido mis mensajes, me dio gusto tenerlos de vuelta.

1. Hace ya seis meses había seleccionado una imagen en pinterest.  Era la fachada de una casa, misma que escogí porque me gustó la paleta de colores para pintar la mía.  Dicha galería ha estado muy presente en mi pensamiento últimamente, en especial esa imagen.  Ayer decidí entrar a la página de Behr pinturas para ver los tonos y encontrar alguno parecido a los de esa casa. Mi sorpresa fue que la primera foto de la galeria de exteriores que visité, era la de esa casa.  En el fondo deseaba saber los colores exactos, y en 2 minutos lo obtuve.

2. Mientras buscaba colores de pintura, abrí Spotify, y traía una canción en la mente, sin embargo no sabía su nombre ni lo que decía, así que solo esperaba encontrarla.  Entré a un playlist y  fue la primera canción que escuché (no es una canción de moda).

3. Fui más tarde a Costco por arena para mi gata y en un pasillo empezó a rondar por mi cabeza la palabra Kombucha después de haberla leído en otro playlist de Spotify. Comencé a repetir a mi esposo la palabra de una manera muy molesta, llegué al final del pasillo y enfocó en un producto y lo primero que leo es la palabra Kombucha, era un té o algo así.

4. Después se me antojó un pay de queso, así que fui a comparar  el del refrigerador y el de pastelería, pero al final me arrepentí y me quedé con las ganas.  Al llegar a hacer fila a una caja, me cambian de caja y me mandan a la de un señor que solo fue por un pay de queso :(.

FIN

3.01.2018

cheesy rhyme

I was bad bad,
Now I want to avoid fire and  hell,
I want to be good good
to gain heaven and be well.

I would to speak and say sorry, I would have  preferred to stop instead of keep going to crash.

I would have loved to hug instead of ignore.


I'd like to do it right for everyone.

or maybe for me, because I'm still the same old selfish bit..h

12.29.2017

2017 y 2018

Desde hace unos dias he sentido muchas ganas de escribir pero como he perdido la costumbre no se por donde empezar con tantas ideas desorganizadas en esta cabecita loca.

Ya va siendo tiempo de un "recuento de los daños" como diría Gloria Trevi, o un análisis de un ciclo de 365 días que aunque pareciera que todo sigue igual, se que he cambiado.

Ha sido un año laboral sumamente dificil, tanto que he tenido varias crisis nerviosas, la última de ellas fue dos semanas antes de salir de vacaciones de navidad, cuya consecuencia se presentó una semana después, una pequeña tos se convirtió en enfermedad que me llevó a faltar 2 días al trabajo, dejar de ir a posadas y reuniones familiares para apreciar lo que verdaderamente importa, mi salud. No sé que hubiera hecho sin mi parejita hermosa, que me cuidó y alimentó durante esos dias, el mejor acto de amor sin duda.

La verdad me he sentido muy infeliz en mi trabajo, sigo sintiendo que no es correcta la distribución de labores en el departamento, y no porque mis compañeros se la pasen muy relajados, más bien faltan  2 contrataciones que no se han reemplazado y parece que no sucederá.  Esto está repercutiendo en nuestros métricos como departamento, nos exigen reportes y resultados pero sólo nos queda tiempo para las urgencias, y yo en mi aprehensión por querer hacer un buen trabajo y ver que se viene la avalancha, entro en pánico y sólo quiero salir corriendo y llorar por estrés. Tanto estrés me deja sin energía, sólo quiero llegar a casa y descansar, acto que me ha ocasionado varios kilos de más. 

Si me preguntan que he hecho para cambiar mi situación, admito que no mucho, aunque si he ido a entrevistas de trabajo en las que me fue bien pero parece que pido más de lo que está ofreciendo el mercado para el tipo de vacantes disponibles. También se interpone un plan familiar que tal vez interferiría, empezar a planear un bebé. Un trabajo nuevo implicaría el estrés de la curva de aprendizaje y el periodo de prueba, mismo que no es recomendable para que se de un embarazo.

No me gustó la persona fui este 2017, más ansiosa, peleonera, más llorona y depresiva y hasta mala, que les sorprendería si les dijera que mucho de eso se debe a un desbalance hormonal tremendo que también me debo atender, si es que en realidad quiero ser mamá. Y es que como dicen "uno propone y Dios dispone", no se si eso de ser padres se llegue a dar en nuestro matrimonio, que espero no batallemos tanto, pero si no se da, tal vez sentiré  tristeza temporal pero un alivio interno.  Un hijo es una gran responsabilidad, económica y moralmente, pero creo que ya estoy superando la etapa en la que sólo yo me importo.

Este 2017 viajé a Honduras, sola, por un problema laboral que me confiaron para solucionar, tuve una junta de 5 horas y regresé a casa con un plan que funcionó.  Un aspecto positivo fue que me di cuenta que soy muy buena para la logística y armar planes de recuperación considerando la cadena de suministro desde primera instancia, eso si es algo que disfruto, sólo que no me queda tiempo para cosas de este tipo, pero algo se me ocurrirá para implementar un proyecto. También reafirmé que soy muy buena para detectar mentiras, sobre todo cuando uno de tus grandes proveedores y monstruos del mercado tienen un servicio al cliente mediocre y mienten continuamente para safarse de pagar por sus errores... la clave es escalar hasta obtener la información de primera mano y luego hacerle ver que no te está viendo la cara.

Este 2018 no me quedará otra opción más que enfocarme en lograr mi balance interno,  encontrar maneras para relajarme y lidiar con situaciones difíciles que nunca dejarán de aparecer por la naturaleza del negocio. Mi salud será mi tarea, y no prometo hacer milagros porque mi falta de disciplina no me lo permite, pero cambios pequeños pueden dar un vuelco a mis crisis.  Mejor alimentación, vitamina B12, jugos verdes de vez en cuando y ejercicio ligero mínimo 3 dias a la semana, seguramente será la zumba, bailar es la única actividad física que disfruto y algo de meditación.

2018 here we go.










9.27.2017

Has sido tú

Ayer amanecí de ánimo de escuchar a Caifanes, hoy es día de Hombres G.

La música por las mañanas es necesaria para aliviar la ansiedad laboral.

9.17.2017

La casa de las fiestas

Ayer mi cuñado nos invitó a su casa a ver la pelea de box entre Golovkin y el "Canelo",  y aunque no somos seguidores de esa disciplina, pensamos que era un día lindo para convivir con la familia.  Optamos por llevar a mi suegro y a mi papá, este último fanático del box.

Al llegar ya había alrededor de 20 personas, posiblemente hasta más.  No es sorpresa que mi cuñado tenga a tanta gente en su casa.  Es de las personas más activas y sociables que conozco, creo que en Navidad rompió récord en cuanto a posadas organizadas en su casa, tanto que hasta los guardias del fraccionamiento ya sabían a que casa iban los invitados.

El caso es que los adultos no iban solos, llevaban a sus hijos, en algunos casos hasta 2 o 3 hijos por pareja. Para mi es normal entrar a la casa y ver a más de 10 niños gritando, brincando, destruyendo juguetes y ensuciando muebles por doquier.  En esta ocasión eran como 15 niños, la mayoría entre 1 y 10 años y los demás hasta los 14.

Mi cuñada se encontraba adentro cuidando a sus hijas de 1 año y 6 mientras supervisaba a las 13 criaturas salvajes "parentless".

No puedo evitar sorprenderme de lo "concha" que son su padres para llegar y dejarlos adentro sin vigilancia esporádica ni regaños cuando son merecidos, destruyendo propiedad ajena, gritando sin parar, azotando puertas, escuchando que les dicen: "Por favor cierren la puerta cuando entren y salgan para que no se metan los mosquitos", y verlos ignorar esta orden.

Tal vez no entiendo porque no tengo hijos, pero puedo imaginarme la desesperación que siente mi cuñada al ver que 15 destroyers intentan acabar con su casa cada semana. Obviamente yo nunca sería anfitriona de fiestas porque no tengo la paciencia para lidiar con ello, pero si fuera mamá, me estaría levantando por lo menos cada hora para monitorear a mi fierecilla y si veo que está azotando la puerta cada 3 minutos, hacer algo al respecto.

Queridos señores abusivos, esa casa no es una guardería, take care of your cubs please.






9.12.2017

caminos



De camino a mi junta encontré esta gasolinera Puma y un motel que se llama "Mi primera ilusión"